No sin mi barba, el portal líder dedicado a la barba

Cuenta

WRITTEN IN INK vol.II: ¿Te tapas los tatuajes en el curro?

By Dardo Helguera

Posted in , , , | Tags :

Ayer 25 de Noviembre se inauguró con éxito en el colegio oficial de enfermería de Valencia, y comisariada por Marisol Salanova: WRITTEN IN INK Vol.II, la exposición fotográfica de Mai Oltra sobre el tatuaje y su lastre en el mundo laboral.

WRITTEN IN INK vol.II

En ella, la fotógrafa valenciana aborda el tema del tatuaje para reflexionar si en pleno 2014 (aún) continúa siendo un estigma que dificulte o, directamente, sesgue el acceso a un trabajo por puro prejuicio estético. Su fin es meridiano: reivindicar el tatuaje como una decisión estética sin connotaciones per se, independientemente de su contenido. Obviando el contenido que es el verdadero aportador de valor identitario, el que podría responder a una lectura positiva o negativa (según los ojos que lo miraran).

WRITTEN IN INK vol.II

Retomando, pues, al concepto absoluto propio del tatu, a ojos de los más contemporáneos y abiertos de miras, hoy la tinta epidérmica ya queda (por suerte) bastante lejos de la asociación automática con carne de talego; marineros pendencieros; bajos fondos; marginalidad y, en definitiva, condición decadente. Y esta exposición quiere poner su granito de arena en pos de romper cualquier vestigio rancio con el tatuaje y el tatuado.

WRITTEN IN INK vol.II

 

En nuestro tiempo, gracias en parte (una muy importante), a los deportistas de elite y a la televisión, la tinta en la piel se ha democratizado, y su prejuicio negativo a virado hacia el lado opuesto. Tal ha sido la «normalización» progresiva del tatuaje desde los 90 (siempre tomando de referencia a las ciudades y zonas más sensibles a los cambios y a la modernidad, como a los sectores sociales y laborales más oxigenados, claro), que la valoración positiva alcanza en nuestro presente el extremo; convirtiéndose en moda.

WRITTEN IN INK vol.II

¿La razón? Un prejuicio mata a otro: el deportista de élite famoso es un ejemplo de éxito a seguir por estratos sociables muy influyentes como las familias promedio. Si ese sujeto admirado está tatuado, automáticamente sale de la rueda de la acusación negativa. Ya que sino por extensión la etiqueta perniciosa fagocitaría a los propios que la admiran, es decir, a la familia promedio totalmente blanca. Y eso sería un disparate. Todo colapsaría. Por tanto lo sencillo es librar de tal mala fama a eso que la tenía, en este caso al tatuaje y al tatuado. Luego el tatuaje se ve purificado y por ende su portador.

Este mismo razonamiento aplicado al deportista mediático respetado se puede extrapolar al cantante pop de turno, o la actriz o al presentador del momento. Ese contexto de celebridad puntual evidencia el otro factor fundamental de la ecuación: la popularidad. Siempre generada (más, menos) y favorecida para que se perciba como mainstream (un paso más allá de una «simple» viralidad momentánea) por los medios de comunicación; desmarcándose en esa función para normalizar del resto la injusta-y-mal-llamada caja tonta: la tele.

WRITTEN IN INK vol.II

WRITTEN IN INK vol.II está compuesta por una serie de 20 fotografías en blanco y negro, tanto analógicas como digitales, protagonizadas por personas tatuadas que ejemplifican todo el espectro de personas con diseños artísticos indelebles en la piel que conviven pacíficamente (sin necesidad de taparlos) o lidian dificultósamente (requiere ocultación) con su puesto de trabajo.

La exposición se podrá ver gratis hasta el 9 de enero del 2015.

WRITTEN IN INK vol.II

Share this story

Related Posts

No comments yet.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: