No sin mi barba, el portal líder dedicado a la barba

Cuenta

La virilidad a flor de pelo, por Jérémy Martin

By Alberto De Francisco

Posted in , | Tags :

Tarta Tatin con sorbete de vino caliente, un café y la luz de las lámparas de araña alumbrando las paredes sepia, los animales disecados, tocados con tiaras de diamantes y los bolsos que cuelgan del techo del extravagante y francesísimo Les Trois Garçons, uno de nuestros favoritos londinenses antes de nuestra cita con el polifacético, Jérémy Martin.

les ephemeres-jérémy martin

Tiene el artista un don especial para convertir un elemento tan aparentemente frágil y efímero, como una sencilla flor, en algo más que un centro o un ramo, y así, de sus manos y como por arte de magia, flores, hojas, pétalos y plantas adornan barbas y se transforman en sombreros, coronas, pelucas o incluso chaquetas.

Quedamos por indicación suya en Victoria Park, cuyos verdores resultan el espacio ideal para hablar de su obra.

Hemos visto y leído maravillas de su trabajo como….¿florista? ¿decorador? ¿performer? ¿diseñador? ¿artista vegetariano? ¿Cómo calificaría su trabajo?

Bueno, en realidad, creo que soy un poco de todo eso al mismo tiempo, porque no me gusta limitarme a una única disciplina. Mi trabajo para LES EPHEMERES es precisamente una visión personal del universo vegetal que me apasiona. Además, influenciado por la moda y el arte contemporáneo, lo que intento siempre es inspirarme para tratar de crear mi propia identidad.

¿Y cómo surge esa idea de crear complementos e incluso prendas de vestir a partir de flores y vegetales?

Mi pasión por lo vegetal se remonta a mi infancia, una etapa de mi vida en la que la naturaleza estaba siempre presente. Al vivir en un entorno rural, jugaba y crecía con ese elemento a mi alrededor. Creo que todavía conservo todos esos recuerdos en mi interior.
Respecto al interés por la moda, eso llegó más tarde, cuando me mudé a París, la capital de ese universo. En esa ciudad se respira una atmósfera que está permanentemente ligada a la moda, así que….digamos que me dejé querer.

¡Mira algunas de las creaciones de Jérémy Martin para LES EPHEMERES!

jérémy martin_les ephemeres VIII jérémy martin_les ephemeres VII jérémy martin_les ephemeres V jérémy martin_les ephemeres VI jérémy martin_les ephemeres III jérémy martin_les ephemeres IV jérémy martin_les ephemeres II jérémy martin_les ephemeres

Cuando vemos sus obras, después de aplicar flores cortadas a modelos vivos, es como si esas flores renacieran, como si en lugar de algo sin vida, formasen parte del cuerpo de aquél. ¿Podríamos estar ante un artista centrado en pretender devolverle la vida a una naturaleza muerta? ¿Qué hay de cierto en que es precisamente a partir del sacrificio de la flor cuando empieza el proceso de construcción artística?

Me halaga esa comparación, aunque personalmente creo que mi búsqueda se basa en sublimar el momento presente a través de la materia prima fresca y viva con la que trabajo. Es cierto que mis creaciones están abocadas a desaparecer, pero eso hace que sean más preciosas y sobre todo, únicas.


¿Y no le da pena que sus creaciones duren tan poco, que duren lo que dura sin marchitarse una flor?

En realidad no….Creo que es un mal necesario para la consecución de otro bien mayor. Además, y según su reflexión no compraríamos flores cortadas para uno mismo o para regalar a otro sabiendo que se van a marchitar. No soy tan diferente al resto de la gente ¿sabe?. Me encanta la belleza efímera de las flores y ese instante de relación hombre-flor, una relación íntima y muy personal, con mensajes y recuerdos diferentes para cada uno de nosotros.


Decía Leonardo Da Vinci que “la belleza perece en la vida, pero es inmortal en el arte” ¿Qué hay de cierto en ello, aplicado a sus efímeras creaciones?

Pienso que mientras viva, seguirá existiendo arte…o al menos, algo que se le parece.


Maison Martin Margiela, Walter van Beirendonck…algunos diseñadores han recurrido a cubrir a sus modelos con máscaras florales y apliques vegetales de todo tipo y algunos de los grandes dentro del mundo de la moda han alabado y sucumbido a sus creaciones artísticas ¿Ha pensado en algún momento en presentar sus propuestas en una pasarela como diseñador?

Por el momento no tengo ninguna pretensión en ese sentido, ni como estilista, ni mucho menos como diseñador floral, incluso si la idea es en sí misma muy tentadora. La verdad es que no tengo ninguna gana de encasillarme. El arte está concebido para evolucionar, para experimentar. Incluso mi trabajo se pone en tela de juicio constantemente, y yo no estoy dispuesto a establecer normas y límites en mi trabajo.


En el mundo de la moda estamos acostumbrados a ver colecciones dependiendo de las temporadas: primavera/verano u otoño/invierno. En su caso, ¿sigue esa norma atendiendo a aspectos como pueden ser los colores, el tamaño o la textura de las flores que utiliza o adapta siempre sus trabajos a las plantas de cada temporada?

Al margen de la emoción, no… no sigo ninguna regla. En cuanto a las texturas, las formas, los colores,…todo lo vegetal influye en mi creatividad.

¿La orquídea es haute-couture, el clavel prêt-à-porter y la margarita low cost?

No respeto ninguna regla de «nobleza» en ese sentido. Un elemento vegetal me gusta en un momento determinado para una idea concreta y lo respeto sin importarme su significado, su simbolismo…Para mí, en este terreno, no existe lo bonito o feo, lo chic o lo cheap. Lo único que hay que hacer es tener siempre una amplitud de miras suficiente para sacar lo mejor de cada especie.

Le propongo un juego: sustituir la hoja de manzano del Adán de Durero por alguna de las flores o plantas con las que trabaja a diario ¿Cuál sería su propuesta?

Cualquier flor, ya que las flores son ante todo órganos sexuales en el reino vegetal.

¿Qué le diría a ese, afortunadamente cada vez más reducido, número de hombres que todavía considera que recibir un ramo de flores es algo que no encaja con su concepto de virilidad?

No sé….les diría que se relajen y disfruten.

¿Y qué significa para usted llevar barba? ¿Por qué viste a sus hombres con barbas de flores?

Para mí, la barba es un símbolo estético, de virilidad y de afirmación de ésta como sinónimo de madurez. Y hablo de afirmación porque todavía hay profesiones en las que la barba no está bien vista, a pesar de vivir en el S. XXI y en occidente. Si mis hombres llevan barba es para reafirmar todo aquello…que son maduros, bellos y se sienten y viven muy seguros de sí mismos.

Algo que no le hayamos preguntado, un deseo, una recomendación, no sé…

Cada uno tiene que vivir y seguir sus pasiones.

…y de pronto, descubrimos la palabra mágica del artista de las flores… esa pasión a la que nos invita a seguir y que está presente en todo lo que hace, en su trabajo, en su forma de hablar, de expresarse, de moverse…

El artista se va y nos quedamos en silencio…De pronto, un aroma que no acertamos a reconocer inunda el lugar,…peonías? narcisos?. Ya de camino al hotel, recordamos lo que nos decía de las flores: ¿tengo que elegir una? ¿qué más da una u otra? cualquiera me vale, todas me inspiran…

Share this story

No comments yet.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: