No sin mi barba, el portal líder dedicado a la barba

Cuenta

Selim de Somavilla. Más es más

By Carles Suñé González

Posted in , | Tags : ,

Selim de Somavilla es irreductible a un solo concepto. Diseñador, amigo y lo más parecido a un hermano que alguien puede tener. Un torrente de creatividad, un revulsivo para la moda masculina. Sus creaciones no pasan desapercibidas. Sus colecciones se mueven en la dualidad entre lo masculino y lo femenino con combinaciones de texturas y estampados que descolocan. Mención de honor en la 080 Barcelona Fashion de 2013, hay Selim de Somavilla para rato.

Selim de Somavilla

 

¿Cuándo empieza para Selim de Somavilla el gusto por la moda?

Con 11 12 años ya dibujaba figurines de mujer sobre papel. Eran un poco vestidos de alta costura.

 

¿De dónde te venía la inspiración para esos figurines?

No, nunca tuve referencias a nivel de moda directa, ni revistas, ni nada. Era imaginación propia.

 

¿Cuándo empezaste a consumir moda en el sentido de leer revistas especializadas, ver desfiles…?

Creo que fue a partir de los 14 años, más o menos.

 

¿Cómo te introduces en el mundo de la moda ya de un modo profesional?

Durante un verano hice un curso de introducción a la moda en la academia Felicidad Duce, para ver si me gustaba. Como me gustó, seguí mis estudios en una escuela de moda también de Barcelona. Ahí estuve durante 5 años, porque me fui un año a estudiar a Londres, a la London College of Fashion (LCF), en 2008.

 

¿Qué conocimientos te aporto tu estudio en Barcelona, y qué aprendiste en Londres?

En Barcelona los estudios de moda, en el caso de la escuela donde estudié, se centran mucho en el tema teórico: historia del arte, historia del diseño, empresa, etc. Está muy bien que te enseñen cómo plantear colecciones a nivel teórico, pero se necesita práctica.

En Londres, donde me fui antes del proyecto final de carrera, aprendí principalmente sastrería, moda masculina, y sobretodo organización, una cuestión que aquí en España no tenemos muy interiorizada. La clave de esto era tener menos proyectos pero de más duración (quizás un proyecto cada trimestre o cuatrimestre), pero eran proyectos que acababan redondos, con cara y ojos.

Londres supuso para mi el convencimiento de que lo que quería hacer era moda para hombre.

 

¿Cómo Selim de Somavilla se convierte en Selim de Somavilla?

Al graduarme me tomé un break de un año en el que estuve aprendiendo cosas porque entré a trabajar con Martin Lamothe, que había sido profesora mía, durante dos temporadas enteras haciendo dos colecciones. De ahí, reenganché la marca. Ese fue el punto que me ayudó a acabar de pulir el cómo enfocar, el cómo preparar colecciones…

Ya fue en 2012 que presenté en la Fashion Week Valencia mi primera colección: MAELSTRØM.

Maelstrøm F/W 2012. Foto: Alejandro Brito

Maelstrøm F/W 2012. Foto: Alejandro Brito

 

MAELSTRØM parecía una poco la base de lo que es el estilo de Selim de Somavilla. Una propuesta muy fuerte, muy masculina…

(Selim duda) MAELSTRØM la veo más bien un híbrido. La verdad es que tengo una batalla interior: siempre he sido del más es más, y es algo que he ido aprendiendo a controlar. Esto es algo que en la universidad no dominas mucho, pero que luego vas filtrando.

Mi proyecto final de carrera, MOORLAND, una colección totalmente unisex, era muy Selim de Somavilla pero estaba muy reprimido por la universidad. MAELSTRØM fue como la primera explosión, para mi es una colección muy exagerada, pero creo que era necesario en ese momento.

Moorland S/S 2009. Foto: Alejandro Brito

Moorland S/S 2009. Foto: Alejandro Brito

Posteriormente, por decisión propia, fui modulando esas explosiones. Así, MAELSTRØM fue la primera colección únicamente masculina, pero tenía los toques femeninos muy, muy marcados.

 

Entonces, ¿cuál es el estilo de la marca Selim de Somavilla?
La marca nació siendo muy unisex, pero la mujer se ha ido marcando más y feminizándose bastante, creando algo más híbrido. Es algo que se ve más claro en la siguiente colección, que fue KNOCKOUT.

Knockout S/S 2013. Foto: Alejandro Brito

Knockout S/S 2013. Foto: Alejandro Brito

 

Metiendo un poco el hocico, hablemos de la que para mí es la colección que supuso la consolidación de Selim de Somavilla: THREE THOUSAND WORDS.
Sí, hubo mucho cambio. Se ve una colección más seria, más trabajada. A la gente le gustó muchísimo, y valoran mucho las propuestas de verano. Creo que era muy interesante el combinar tejidos estampados con flores con tartán, era muy llamativo e impactó mucho.

Three Thousand Words F/W 2014. Foto: Alejandro Brito

Three Thousand Words F/W 2014. Foto: Alejandro Brito

 

-Y llegó el invierno, y con ella DOWNTOWN.
Siempre lo diré, DOWNTOWN soy yo. Es la colección que más me representa. Yo soy así. En invierno soy muy del estilo que reflejo en DOWNTOWN.

Downtown F/W 2014/2015. Foto: Alejandro Brito

Downtown F/W 2014/2015. Foto: Alejandro Brito

 

¿Cómo ves el panorama de la moda masculina?
A pesar de que el hombre se está preocupando mucho más por su estética, el panorama está complicado. Salvo algunas personas muy metidas en las tendencias, que valora la moda, la calidad, etc., el público general o más mainstream no arriesga a comprar prendas de diseñador.

 

¿Te has planteado realizar alguna línea más comercial dentro de la marca?
Sí que lo he pensado alguna vez, pero no quisiera perder la esencia original de Selim de Somavilla.

 

A corto plazo, ¿qué se plantea Selim de Somavilla?
Pues por lo pronto mantener la marca y activar la venta de mis diseños. También, y siempre lo he dicho, me gustaría sacar dinero de trabajar en una empresa de lujo masculina, pudiendo combinar ambas cosas.

 

Selim de Somavilla

¿Sacrificarías Selim de Somavilla por trabajar en una de estas empresas?
Temporalmente sí. Si sirve para que la marca tire, sí. Para ello debería sentirme muy implicado con dicha marca. Para que yo acepte entrar en una empresa así, o bien, me ha de apetecer mucho aprender de ellos, o bien, ha de estar muy relacionada conmigo y con lo que hago.

 

¿Crees que Selim de Somavilla es una marca de lujo?
Sí, porque hay una producción nacional, hay un trato de la prenda como algo exclusivo y especial y se mira cada detalle.

 

¿Cómo define Selim de Somavilla el lujo?

Es algo exclusivo y especial: con un trabajo detrás minucioso y cuidado, unos materiales empleados con calidad y, sobretodo, un diseño extraordinario.

 

Actualmente Selim está enrolado en nuevo proyecto profesional: tutoriza los proyectos finales de carrera de los estudiantes de la escuela IDEP BARCELONA. Recientemente ha vuelto de Bruselas, donde fue invitado para exponer y vender sus prendas en un mercado especial para jóvenes diseñadores. Además, ha participado en la exposición Sangre Inédita del Institut Valencià d’Art Modern, en el que 30 diseñadores exhiben sus prendas, todas en rojo.

IMG_20141024_144210_20141116211048159 DSC_0322

Foto: Josep Alfaro

Foto: Josep Alfaro

Share this story

Related Posts

No comments yet.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: