Envíos gratuitos a toda España (Península y Baleares)

Cuenta

Klimt y Viena: un siglo de oro y de colores en una vieja cantera

By Alberto De Francisco

Posted in | Tags : ,

Gustav Klimt

Se acercan las vacaciones de Semana Santa y ya estamos deseando pillar carretera y descubrir sitios nuevos para descansar al sol o a la sombra de un tilo. Eso de elegir destino está muy bien, teniendo en cuenta que casi nunca queremos renunciar a nada: buscamos tranquilidad sin llegar al aburrimiento; ambiente rural, pero con concesiones, excursiones artísticas, pero con mesura…  Hoy nuestra propuesta es un lugar de esos que se apuntan en las agendas y ahora, en primavera, es la época ideal para ir a conocerlo. El sitio reúne naturaleza, arte y una gastronomía digna de una de las sabrosas entradas de nuestro dulcepicante Albertiño. Además, es perfecto para combinar arte e infancia sin que luego te echen a la barba que siempre andamos de exposición en museo y de inauguración en presentación ¿Qué? ¿Vamos?

Les Beaux-de-Provence es uno de los pueblos más pintorescos de la Provenza francesa –de hecho cuenta con el sello de calidad que lo incluye entre los pueblos más bonitos de Francia-, en pleno corazón de los Alpilles (inmortalizados por el arte de Van Gogh durante su estancia en Saint-Rémy-de-Provence), en el Val de l’Enfer y encaramado en un promontorio rocoso que lo sitúa más cerca del cielo.

Les Beaux-de-Provence

Foto: www.lesbauxdeprovence.com

Les Baux acoge, desde el pasado 7 de marzo y hasta el 4 de enero del año que viene, un espectáculo multimedia único de luz, sonido y colores en su ya tradicional “Cantera de Luces” –Carrières de Lumières– , con una nueva edición de Culturespaces, que lo administra desde que en 1977 Joseph Svoboda decidiera emprender semejante proyecto audiovisual. La producción de este año corre a cargo de Gianfranco Iannucci, Renato Gatto y Massimiliano Siccardi y en esta ocasión, la obra de otro de nuestros barbudos favoritos, Gustav Klimt (aunque también de Schiele y Hundertwasser, artistas marcados por el arte de aquél) se proyecta en los muros, los pilares y el suelo de las viejas canteras, horadadas durante años para extraer la piedra caliza blanca que sirvió para construir el castillo de la “cité des Baux”.

En este decorado, otro de nuestros favoritos, el visionario Cocteau, deslumbrado por su belleza, rodó en 1959 “El Testamento de Orfeo”.

Y precisamente en estas canteras, en un espacio laberíntico de 7000 m2, más de un centenar de proyectores se utilizan para dar luz, vida y color a las inmensas paredes de piedra de catorce metros de altura de la ya conocida como la catedral de piedra.

Cantera de Luces

Foto: www.pays-arles.com

El propio Gianfranco Iannucci, uno de los productores del proyecto, afirma que este espectáculo es “un trabajo sobre la emoción, es sentir lo que el artista en cuestión quiso transmitir con su obra y por ello también la música es tan importante. El objetivo es que todos los sentidos estén atentos para captar esta emoción. Lo que me interesa es darle al público la posibilidad de ver el arte de otra forma”.

El estilo personal de Klimt, sensual y muy ornamentado, con una peculiar visión de la perspectiva, sus tonos dorados, los colores vivos y las formas fálicas latentes en sus obras juegan entre los muros de piedra caliza de las canteras de luces de este pueblecito mágico de la Provenza francesa.

Carrières de Lumières Carrières de Lumières

Share this story

Related Posts

4 Thoughts to Klimt y Viena: un siglo de oro y de colores en una vieja cantera

  1. Albertiño Responder 15/04/2014 at 13:56

    Y tras el festival de color en Les Baux, el sol abrasador acompaña al viajero hasta Grasse, donde rosas, jazmines, claveles nardos o violetas dan la bienvenida a la capital del perfume…….., un viaje único, A. Gracias por la propuesta,

    #
    • Alberto De Francisco Responder 15/04/2014 at 14:27

      …y en Grasse, alfombras de flores y parada y fonda para disfrutar del museo. Naturalmente, la parada incluye una suprême de ave con queso fresco. Ya el vino lo eliges tú 😉

      #
  2. Carles Suñé Responder 15/04/2014 at 15:03

    Os adoro Alberto(s) 🙂

    #
  3. Albertiño Responder 15/04/2014 at 17:12

    La suprême de ave la acompañamos con un Krug vintage 2000, y después de visitar cualquiera de las perfumerías (Fragonard, Galimard, Molinard….) nos quedará el final de la tarde en las playas eternas de La Camargue……………,

    #

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: