Envíos gratuitos a toda España (Península y Baleares)

Cuenta

El arte en bruto de Dubuffet

By Alberto De Francisco

Posted in , | Tags : , ,

jean dubuffet

“El verdadero arte siempre está donde no se le espera, donde nadie piensa en él, ni pronuncia su nombre. El arte odia ser reconocido y saludado por su nombre. Se escapa enseguida y es un personaje apasionadamente enamorado del incógnito. En cuanto alguien lo descubre, lo señala con el dedo; entonces, se escapa dejando en su lugar un figurante laureado que lleva sobre sus hombros una gran pancarta en la que se lee: ARTE, y que todo el mundo rocía inmediatamente con champán, al tiempo que los conferenciantes lo pasean de ciudad en ciudad con un aro en la nariz”.
Jean Dubuffet

Calificado por muchos como uno  de los artistas más enigmáticos de la segunda mitad del S. XX, al rebelde Dubuffet (Le Havre, 1901-París, 1985) le debemos la expresión “Art Brut”, cuando se refirió, allá por 1945, al arte creado fuera de los límites de las instituciones preestablecidas, por personas sin formación académica en esa materia y que basaban su trabajo en la intuición, la espontaneidad y en el potencial creativo individual que todos llevamos dentro. El término Art Brut dio lugar más adelante a lo que hoy entendemos por Arte Marginal.

Dubuffet pensaba que la belleza era “una pura secreción de la cultura, como los cálculos lo son del riñón” y criticó la rigidez de la idea tradicional de lo bello. Para él, resultaba más sano prescindir del concepto dictatorial de la belleza y en su lugar centrase en un arte imaginativo, “mucho más interesante, apasionado y capaz de sacudir el espíritu”.

Durante una etapa de su vida, el artista vivió tan obsesionado por las barbas, que creó una serie con ese nombre (Barbes), en la que reflejó un sinfín de personajes deformes y grotescos que le acompañaron en su incansable búsqueda de la libertad.

Fondation Dubuffet Dubuffet-V Dubuffet-III Dubuffet Dubuffet-II-588x650

“No aspiro a la exclusiva delectación de un puñado de especialistas. Me interesa mucho más que mis lienzos diviertan e interesen al hombre de la calle cuando sale de su trabajo y en ningún caso al maniático o al iniciado, sino al hombre que no tiene ninguna instrucción ni disposición particulares”.

Share this story

Related Posts

No comments yet.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: