Envíos gratuitos a toda España (Península y Baleares)

Cuenta

…de mambo con Morandi

By Alberto De Francisco

Posted in | Tags : , ,

Vacaciones de Semana Santa, vacaciones sí, y encima en primavera, con sol y buen tiempo. Aprovechamos y nos vamos de mambo con NSMB….pero no de picos pardos, que para eso ya tenemos el cuartel general en la Barbería… Hoy la cosa va de museos y viajamos hasta el MAMbo, el museo de arte moderno de la ciudad de Bologna, donde está transferido temporalmente el museo de Giorgio Morandi, …y allá que nos vamos para disfrutar de algo más que de su famosa salsa.
Morandi
Jueves, 17 de abril de 2014. 12:35 h. en el aeropuerto de Parayas y despegamos. Duración aproximada del vuelo Santander-Roma: dos horas y pico…y poco. Llegamos a Ciampino a las tres de la tarde y entre pitos y flautas, a las cuatro al hotel.

Nuestro primer contacto con Morandi lo tenemos en los Museos Vaticanos. El metro nos deja unas paradas antes para disfrutar de la tarde y pasear bajo el sol romano cuando escuchamos una música conocida que sale de un local: Rorschach, lo último de Girls in Hawaii.

«]

El bar, que en realidad es una vieja chocolatería, es ideal para que nuestro Albertiño, lápiz y cámara en mano, haga uno de sus adictivos gastropost, y perfecto también para sentarse a media tarde a tomar un espresso con algo de comer. El local se llama la “Fabrica di Calisto”, y es, además de tienda, degustación, wine bar, cafetería, salón de té, pub y pequeño restaurante, una sala de exposiciones para artistas emergentes.

Seguimos caminando hacia nuestro destino y tras poco más de diez minutos y rodeado de arte sacro, nos encontramos frente a tres obras de nuestro Morandi, el genio de los bodegones, aquel que decía que para él, no había nada abstracto y que, en realidad, «no hay nada más surrealista que lo real».

Morandi II Morandi III Morandi IV

Primeras impresiones: el color y una cierta sensación de intimidad a través de la atmósfera tranquila y silenciosa de sus naturalezas muertas.

Viernes, 18 de abril. El tren de la una y media del mediodía llega a las tres y media a la estación de Bologna y de ahí al museo, que se encuentra, desde el 2012, temporalmente alojado en el Museo de Arte Moderno, hasta la reparación de los daños sísmicos ocasionados en la sede del museo original, en el Palazzo d’Accursio, en la calle mayor de la ciudad. Acabamos de descubrir el porqué de los colores de los cuadros del artista: su ciudad, esa de la que no salía apenas, tiene esos tonos en sus fachadas y en sus calles. El sol juega al atardecer y convierte muros y suelos en inmensos lienzos con los colores de Morandi. Bolonia es terracota, es ocre, siena, gris, tierra, miel y mostaza.

Morandi V Morandi VI

Silencio, una obsesión por la composición y el encuadre desnudo de los bodegones, la incesable búsqueda de la esencia y el color terracota que lo invade todo: la ciudad y las salas del museo dedicadas a su pintor. Objetos atemporales que se funden con sus sombras que, a su vez, se mezclan juguetonas con los fondos eternamente neutros, con práctica ausencia de relieves, una reducción cromática que nos transmite una sensación de quietud y tranquilidad. Pintor hermético, Morandi es el pintor que transforma botellas, frascos y vasos en luz y silencio. ¿Hemos dicho pintor? Morandi fue pintor sí, pero también poeta, poeta del silencio.
Morandi VII Morandi VIII Morandi IX Morandi X Morandi XII Morandi XIII Morandi XIX

 

*Fotos: A. De Francisco.

Share this story

Related Posts

2 Thoughts to …de mambo con Morandi

  1. Albertiño Responder 28/04/2014 at 10:18

    Absolutamente exquisito. La próxima, cocinaré lo que tú escribas,

    #
    • Alberto De Francisco Responder 28/04/2014 at 12:02

      …y yo pondré colores a tus guisos. Decididamente sí

      #

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: